Nuevo destino: Visa Granted!

Estoy de compras por Internet. No lo hago normalmente, comprar, digo, y menos por Internet. Pero aunque en Valencia sigue haciendo más de 25 grados todos los días, las tiendas se han llenado de pijamas de invierno, abrigos y bufandas, y yo necesito un bikini. ¡Un bikini para el próximo invierno! (Preferiblemente, rebajado).

Chata, ¿qué dices de un bikini? Te cuento: hace unas semanas comenté en este post que tenía entre manos un nuevo proyecto viajero, uno grande; algunos amigos me escribieron para averiguar a dónde me iba y otros —esto me dejó muy sorprendida— para preguntar si nos daba tiempo a vernos antes de que me fuera. ¡¿Acaso alguna vez me fui sin avisar?!

El caso, ahora que ya es oficial, estoy lista para contarlo. Esta vez va a ser diferente: será un viaje largo, no me respalda ninguna beca, quiero que sea un compromiso conmigo misma y, lo mejor, no habrá invierno frío y oscuro, de los del norte de Europa.

Esta foto sólo está aquí para que no descubras aún mi próximo destino.
Esta foto sólo está aquí para que no descubras aún mi próximo destino.

Nuevo destino: por fin

Mamá, papá, me voy a Australia.

Sí, al otro hemisferio, al otro lado del mundo. No llevo meses planeando esto, como mis otras aventuras en el extranjero. Surgió todo un poco de casualidad, en realidad. Hace unos meses volví de Budapest un poco perdida y con la idea de encontrarme aquí, pero me perdí más y todo me sabía a poco. Me di cuenta de que necesitaba un nuevo reto, así que me puse a buscar como una loca.

Llegué tarde a la Working Holiday Visa para Nueva Zelanda, incluso con mis dos nacionalidades. Sigue sin haber noticias de las becas ARGO y el sueldo tampoco promete prosperidad en ningún país fuera de Europa. Suecia, para trabajar, se me hace muy oscura y el idioma, una desventaja; igual que cualquier otro país europeo. Y este nuestro país nunca fue una opción.

Entonces surgió esta idea loca de irme a la otra parte del mundo y ahora es ya un hecho: me aprobaron el visado hace unos días y sólo me falta comprar los vuelos —y el bikini, vaya.

Australia, ¿por qué tan lejos?

Mi padre, después de comunicarme que no me autorizaba a irme a la otra parte del mundo y mucho menos sabiendo que los vuelos hacen escalas en países de Oriente Medio o Asia, insistió, el pobre, en qué necesidad tenía yo de irme a 18.000 kilómetros de casa. Claro, esta pregunta da que pensar, pero tengo respuestas. Y es que Australia se me antoja el destino ideal por muchas razones, pero sobre todo porque no tiene nada que ver con lo que he hecho hasta ahora:

  • No es Europa y yo quiero salir del viejo continente esta vez.
  • No hay inviernos largos, fríos y oscuros.
  • Se habla inglés, pero ni es el Reino Unido (me ahorro adjetivos relativos al tiempo), ni es Malta y su juerga, ni es Estados Unidos y su caos (y locuras). Perdónenme los tópicos.
  • Hay canguros y koalas. ¡Y mucha naturaleza!

Pero estamos hablando de un país muy grande (puedes ver aquí una comparación de superficie entre Europa y Australia) y con muchos destinos muy diferentes, aunque uno visualice sólo playas y surferos en un primer momento (surferos sobre todo). Yo escogí Brisbane, la tercera ciudad más grande del país y capital del Estado de Queensland. Y también se me antoja ideal por estas razones:

  • No es grande y abrumadora como Sydney o Melbourne, pero sigue siendo una ciudad grande con muchas posibilidades.
  • El clima es agradable todo el año.
  • Está en la Costa Este del país y cerca de ciudades como Gold Coast o Byron Bay.
  • Tiene toda la oferta cultural de una gran ciudad y la tranquilidad de un pueblo grande, además de mucha naturaleza. Y canguros y koalas y otros bichos.

Aquí va una representación gráfica de mis argumentos. Todas las fotos son del perfil de Australia en Instagram.

 

¿Pero por qué te vas otra vez?

A veces pienso que me voy porque no sé hacer otra cosa, o porque no quiero hacerme adulta. Pero, en realidad, me voy porque es el momento, porque estoy buscándome en el mundo, porque la idea de establecerme de manera permanente me ahoga. Me voy porque me aburre la falta de novedad, porque me gusta la intensidad, me gustan los retos, me gusta empezar(me).

Me voy porque quiero, porque algo me grita desde dentro, porque no me ata nada, porque tengo las ganas y tal vez el año que viene no las tenga. Me quiero ir porque no estoy dispuesta a condenarme a la mediocridad de esta vida que no se sale de lo común, porque me niego a meterme en una oficina a aniquilar mi creatividad, porque para limpiar mesas, las limpio en otro país y que la experiencia me aporte algo.

Y, sobre todo, me voy porque soy adicta a descubrir lugares, gente y a mí misma.

mi aventura down under paso a paso

Todo esto acaba de empezar y estoy muy ilusionada. He tenido que hacer algunos trámites y muchas cuentas para conseguir el visado, pero realmente la aventura empieza ahora. En las próximas entradas contaré cómo he llegado hasta aquí y daré algo de información práctica para otros locos aventureros.

Inauguro, con esto, mi aventura down under. Próximamente más.

Puedes suscribirte para estar al tanto de las novedades o seguir el blog desde Facebook. Y ahora cuéntame tú. ¿Te vas a Australia? ¿Estás planeando algún proyecto viajero o quieres empezar? Los comentarios son ese espacio maravilloso para compartir sabiduría y dudas con los demás. ¡Cuéntanos!

PD. ¿Alguien sabe dónde puede comprar un bikini ahora?


La foto principal la encontré en Flickr y fue tomada por Refugee P. Es una foto de doble exposición.

Plural: 17 Comentarios Añadir valoración

  1. Javier dice:

    Estás hurgando con el dedo en mi herida. Desde que volví de Erasmus, volver a hacer las clases se me ha hecho duro. Espero con ansias el momento en el que empiece prácticas y comience una nueva etapa y quizás pero solo quizás sea el comienzo de una nueva aventura. Me das mucha envidia! Qué vas a hacer en Australia?
    Javier recently posted…El alquimista de las hamburguesas

    1. gaby carreira dice:

      La envidia es buena si te empuja a hacer algo que quieres! 🙂

      Volver a la vida real después del Erasmus es duro, más si ello implica volver a clase, vaya. Las prácticas lo cambian un poco todo, ya verás, pero procura elegir algo que de verdad parezca que va a gustarte.

      A Australia voy a estudiar, trabajar y buscar mi lugar en el mundo 😛 Iré dando más detalles.

      Por cierto, interesante título de tu último post; habrá que echarle un ojo.

      ¡Gracias por pasarte! Nos leemos,

  2. MARTA dice:

    Aqui te esperamos! 🙂

    1. gaby carreira dice:

      ¡Bieeen! Hasta pronto, Marta! 🙂

  3. Yolanda dice:

    Me ha encantado tu post!! Yo tambien me voy a Australia en dos semanas, estuve a punto de elegir Brisbane pero al final me voy a Melbourne. Llevo mucho tiempo con este viaje en la cabeza y por fin se hace realidad. Sobretodo me encanta la parte que dices porque te vas, siento lo mismo que tu, me voy porque quiero salir de mi zona de confort, porque tengo las ganas y se dan las circunstancias, porque me lo pide el cuerpo y el espiritu, porque no quiero una vida mediocre aqui, porque por satisfaccion personal quiero aprender ingles y porque quiero crecer por dentro con experiencias enriquecedoras.
    Nos vemos por aquellos lares!!!!

    PD. Bikinis ahora lo veo dificil, espera a llegar a los mercadillos de alliii!!!

    1. gaby carreira dice:

      ¡Yolanda!

      ¡Cómo me ha gustado tu comentario! Qué bien que te vas ya, a mí aún me faltan unos meses. ¿Vas también con un curso y a trabajar?
      He leído que Melbourne es una ciudad increible, así que sin duda tendré que ir de visita 😛 Estemos en contacto y nos vemos Down Under en unos meses.

      ¡Gracias por escribir y buen viaje!

  4. GUARD dice:

    Me siento muy identificado en muchas cosas, voy a intentar seguirte porque yo ahora mismo estoy esperando a que me concedan la visa y me voy también para allá (a Sydney en mi caso). Es cierto que cuando dices a la gente que te vas a Australia te miran como raro, diciendo: qué necesidad tienes de irte tan lejos? jeje, pero yo también estoy muy convencido de ello, además también llevo tiempo viviendo fuera (éste va a ser mi quinto país, sexto contando Spain :P).

    Mucha suerte!

    1. gaby carreira dice:

      ¡Wow, quinto país! Debe de ser que algunos ya no podemos parar de reinventarnos en otros lugares. ¿Cuándo te vas tú?
      Hagamos una red de aspirantes a australianos en elfuturonuncaexistio.com!! Veo que promete el asunto 🙂

      Me alegro de que hayas escrito. Sigámonos y a ver cómo evoluciona la experiencia.

      Suerte para ti también y un abrazo.

  5. kaperucito dice:

    Jo! qué envidia. Espero que pongas un post bien bonito hablando acerca de lo fácil/difícil de conseguir la visa porque Australia de un tiempo a esta parte anda dándome vuelticas por la cabeza.

    Como siempre, super gustazo leerte. 🙂
    kaperucito recently posted…The Elusive Kaperucito Autumn Tour 2014 – The Castilian Leg (II).

    1. gaby carreira dice:

      Lo cierto es que no lo había pensado, pero voy a escribir un post sobre los tipos de visado para ir a Australia y cómo conseguirlos. ¡Gracias por la inspiración! 😛
      Serás el primero en enterarte cuando esté listo, muy en breves.

      Un abrazo y gracias por volver!

  6. Jajaja, estoy leyendo sobre tu viaje a Australia de adelante a atrás! Incluso te he escrito sobre mí en”Cuentame”. Pues por mi parte me marcho a Melbourne (Yolanda! que tal por allí? :D) pero aún no tengo fecha, depende de lo que tarde el visado. Me voy como partner de un becado allí 🙂
    Miriam Kimaera recently posted…“Your own path” o “Noviembre: caca de mes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.